¿Qué es un lipedema?


El lipedema es una entidad clínica de carácter crónico, casi exclusiva del sexo femenino, que afecta especialmente a los miembros inferiores. Mal conocida, infradiagnosticada y frecuentemente confundida con el linfedema, las lipodistrofias o la obesidad.

El propio término “lipedema” no es muy acertado y da lugar a confusión, puesto que no existe un verdadero edema en todos los casos, tratándose de una patología del tejido graso, tal como confirman las técnicas de diagnóstico por imagen.

Fue originariamente descrita en 1940 pero ha recuperado actualidad probablemente relacionada con los condicionantes de la moda del siglo XXI, donde los cuerpos estilizados son un reclamo para la mayoría de las mujeres.

La mayor parte de la bibliografía disponible en el lipedema proviene de especialistas vasculares, rehabilitadores, linfólogos, fisioterapeutas o unidades de tratamiento del linfedema. Esto ocasiona un sesgo a la hora de conocer la verdadera incidencia del lipedema en la población general; por lo tanto, los datos epidemiológicos disponibles son escasos y poco útiles para ayudarnos a determinar la incidencia exacta del mismo.

ESTADO ACTUAL DEL LIPEDEMA


Hasta mayo del año 2018, la Organización Mundial de la Salud (OMS) no consideraba el lipedema como una enfermedad pero a partir de la  Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE 11) se incluye con el nombre de “lipoedema” junto con la “celulitis“ (Paniculopatía Edemato Fibro Esclerótica- P.E.F.E) dentro del capítulo de la patología cutánea.

Ambos cuadros se incluyen dentro la patología del tejido graso superficial en el capítulo de alteraciones de la piel, si bien no se hace referencia a patología circulatoria asociada con estas entidades, a pesar de que el lipedema ha sido tradicionalmente tratado en centros dedicados a la patología linfática e incluído en los documentos de consenso sobre linfedema.

El CIE-11, se presentará oficialmente en mayo 2019 en la 72ª Asamblea General de la OMS para la progresiva adopción de los estados miembros y entrará en vigor el 1 de enero de 2022.

Desde el grupo de trabajo que participó en el desarrollo del primer Documento de Consenso sobre el lipedema en español (2018), se mantiene que aún queda mucho por investigar y sigue siendo necesario llevar a cabo una Guía de Práctica clínica con criterios consensuados, destacando que el abordaje diagnóstico y terapéutico del lipedema debe ser siempre multi e interdisciplinar.




Manuales y Documentación sobre Lipedema


Documento de Consenso
LIPEDEMA 2018

DESCARGAR