MENÚ DE NAVIDAD

 Gracias a la ayuda de la Dra. Aranzadi, colaboradora de AEL y experta en nutrición, os sugerimos opciones para cambiar los tradicionales menús navideños. Hay propuestas sencillas y ligeras, que son igualmente especiales y sabrosas:

Crema de apio y manzana:

Necesitamos:ael_apio

. 1 puerro

.  Medio kilo de apio

.  4 manzanas

.  Una cucharada pequeña de curry en polvo

.  1 litro de caldo de pollo

.  Sal, pimienta negra

.  Aceite de oliva

Picamos el puerro y el apio finamente y lo ponemos a rehogar con 4 cucharadas de aceite de oliva en una olla a fuego lento. Cuando empiece a soltar líquido, le ponemos sal y pimienta negra molida. Cuando estén blandos (casi transparentes), añadimos las manzanas peladas y cortadas en cuartos, le damos una vuelta a todo junto. Añadimos el curry y lo cubrimos con el caldo de pollo. Se deja hervir media hora. Para que quede una buena textura, trituramos primero con la batidora en la misma olla. Luego lo pasamos por un colador chino (que no pasapurés). Para servirlo lo podemos adornar de pipas de calabaza y cebollino picado.

Salpicón de langostinos.  

Necesitamos:

.  ½ kilo de langostinosael_lechuga

.  1 cebolleta

.  2 ramas de apio

.  Una naranja

.  1 cucharada de vinagre de jerez

.  1 lechuga hoja de roble entera

.  Tomates cherry

.  Sal, pimienta negra

.  3 cucharadas de aceite de oliva

Preparamos primero el aderezo. Para ello cortamos la cebolla y el apio en láminas finas, los ponemos en un bol, las espolvoreamos con sal, pimienta, ralladura de naranja, el vinagre y el aceite y lo dejamos marinar un rato. De esta manera, la cebolla pierde el sabor picante y se digiere mucho mejor.

En otro bol, ponemos los langostinos, un poco de sal y el zumo de la naranja. Le echamos por encima la marinada de cebolleta y apio. Queda mucho mejor si lo dejamos de un día para otro en lugar de consumirlo al momento, pero está muy bueno igualmente.

Por último, una vez lavada, ponemos en una ensaladera plana todas las hojas de la lechuga, ponemos el salpicón por encima y adornamos con unos tomates cherry.

Redondo de pavo con salsa de mostaza y miel.

Necesitamos:ael_sal_pimienta

.  Un redondo de pavo de 500 g

.  2 cucharadas de miel

.  2 cucharadas de mostaza de grano

.  Medio brick de caldo de pollo

.  Sal, pimienta negra

Preparamos en un bol una mezcla con 1 cucharada de mostaza y otra de miel. El redondo de pavo  suele venir en una red envuelto, si no es así no importa porque lo vamos a envolver nosotros. Se frota con sal y pimienta, y se embadurna con la mezcla de mostaza y miel. Lo envolvemos en papel film, que quede prieto y bien cerrado. Ponemos una olla con abundante agua a hervir y cuando esté en plena ebullición metemos el paquete de pavo. Lo dejamos a fuego fuerte 15 minutos, se apaga el fuego y se deja dentro otros 15 minutos para que se termine de hacer pero no quede seco.  Lo sacamos y lo dejamos enfriar un día entero en la nevera. Cuando lo vayamos a comer, se quita el envoltorio, con cuidado de recoger el líquido que suelte en un bol. Lo cortamos en lonchas finas y las vamos poniendo sobre una fuente de horno. En el bol que hemos ido recogiendo el jugo, añadimos la otra cucharada de miel, la de mostaza y el caldo. Lo ligamos bien y se echa por encima del pavo, se mete al horno fuerte a calentar durante unos 10 minutos. ¡Y ya está!

Ensalada desintoxicante:

En los días festivos, como Navidad, Año Nuevo o Reyes, abusamos tanto del alcohol y como del azúcar. Por lo que es muy aconsejable que los días posteriores a estas grandes fiestas incluyamos una ensalada desintoxicante para favorecer la recuperación
del hígado y la vesícula
.

Necesitamos:ael_limon

.  1 tira de apio

.  1 manzana

.  1 zanahoria

.  1 limón

Se ralla el apio, la manzana y la zanahoria. Se aliña con zumo de limón y aceite. Está buenísima y sienta muy bien.

Y no olvidéis que el mejor consejo es no dejar de hacer ejercicio. Si no podéis ir al gimnasio, al menos caminar durante 30-40 minutos al día. Es la mejor manera de compensar los excesos

 

Texto: AEL con la colaboración de Dra. Marta Aranzadi

Comentarios 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *