¿Cómo se puede prevenir el linfedema secundario?

El linfedema secundario es un aumento de volumen que se produce en una parte del cuerpo tras una lesión al sistema linfático, generalmente por el tratamiento oncológico. En la zona donde aparece la hinchazón se estacan líquidos y macromoléculas que no se evacuan fácilmente. 

Los factores de riesgo más importantes para que aparezca el linfedema son:


  1. La cirugía. Cuanto más grande y agresiva, más probabilidad de desarrollarlo   
  2. Los ganglios extirpados (linfadenectomía). A más ganglios, más riesgo
  3. La radioterapia
  4. Algunos tipos de quimioterapia
  5. Haber tenido complicaciones postoperatorias 
  6. El sobrepeso u obesidad

 

linfedema secundario en brazoSe sabe que puede aparecer linfedema en cualquier parte del cuerpo. Si el paciente ha tenido cáncer   de mama, lo habitual es que el linfedema aparezca en el brazo o en el tórax. Si ha tenido cáncer ginecológico puede aparecer en las piernas y/o en la zona genital. Lo mismo tras neoplasias urológicas (vejiga, próstata). En los melanomas, si la cirugía ha sido en la espalda, allí donde se haya intervenido puede aparecer el linfedema. Si el paciente ha padecido un cáncer de cabeza y cuello, pues podrá darse en la cabeza o en el cuello, mandíbula, cara… Todo dependerá de los factores nombrados (1 a 6). Se recomienda identificación precoz del linfedema subclínico, es decir, antes de que se manifieste, antes de que se vea.


¿Qué dice la ciencia sobre la prevención?

Que lo más alentador es el ejercicio. Hay que hacer ejercicio físico (aeróbico y de fuerza) para mejorar:

Ejercicio de brazos con goma– los efectos secundarios del tratamiento, la fatiga, el dolor, la sarcopenia, etc.  

– la supervivencia

– la prevención del linfedema 

No engordar o si sobran algunos kilos, perderlos. El sobrepeso hace que sea más fácil que aparezca el linfedema, la obesidad triplica el riesgo. 

Hacer fisioterapia precoz para tratar las cicatrices, la postura, el dolor, el movimiento articular, la fuerza, los cordones axilares y con ello, además, prevenir el linfedema. Educar con toda información disponible al paciente y enseñar automasaje. ejercicio de brazos con fisioterapeuta y media de compresión

En los casos de más riesgo de que aparezca el linfedema se puede prescribir una prenda de compresión preventiva, “suave”, “cómoda” y adaptada de manera individual (vendajes o mangas o medias), previa valoración por el fisio o el médico. 

Si persiste el linfedema iniciar la Terapia Descongestiva Compleja (TDC).

 

Escrito por:

Ángela Río. PT- MSc-PhD. Fisioterapeuta RED AEL.

Especializada en Linfedema y Fisioterapia Oncológica 


Davies C, Levenhagen K, Ryans K, Perdomo M, Gilchrist L. Interventions for Breast Cancer-Related Lymphedema: Clinical Practice Guideline From the Academy of Oncologic Physical Therapy of APTA. (2020). Physical Therapy.100(7):1163-1179.

Gillespie et al. (2018). Breast cancer-related lymphedema: risk factors, precautionary measures, and treatments. Gland surgery, 7(4), 379

Hasenoehrl T, Palma S, Ramazanova D, et al. (2020). Resistance exercise and breast cancer-related lymphedema-a systematic review update and meta-analysis. Support Care Cancer. 28(8):3593-3603. 

Lacomba, M. T., Sánchez, M. J. Y., Goñi, Á. Z., Merino, D. P., del Moral, O. M., Téllez, E. C., & Mogollón, E. M. (2010). Effectiveness of early physiotherapy to prevent lymphoedema after surgery for breast cancer: randomised, single blinded, clinical trial. Bmj, 340, b5396.

Zhu et al. (2014) Systemic analysis on risk factors for breast cancer related lymphedema. Asian Pac J Cancer Prev15(16), 6535-41.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.